Prensa

Las incapacidades en el Día Mundial de la Fibromialgia y el síndrome de Fatiga Crónica

día mundial de la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica

El pasado 12 de mayo se celebraba el Día mundial de la Fibromialgia y el síndrome de Fatiga Crónica, y desde TRIBUNAL MÉDICO creemos que con motivo de esta ocasión es un buen momento para reflexionar sobre las limitaciones para trabajar y llevar una vida normal de las personas que padecen este tipo de patologías de origen reumatoide. Según las estadísticas de la Sociedad Española de Neurología, entre un 2 y un 3% de la población española podría padecer fibromialgia y/o fatiga crónica, en total más de un millón de personas en todo el país. Se estima que 3 de cada 4 pacientes están sin diagnosticar, lo que que podría llegar realmente hasta un 5% de la población. Y un 20% de los pacientes con estas enfermedades se ven incapacitados para poder ir a trabajar.

Precisamente para cubrir esas situaciones existe la prestación de la Seguridad Social denominada invalidez permanente, que puede ayudar notablemente a que los afectados de fibromialgia y/o fatiga crónica aumenten su calidad de vida, si se demuestra que las consecuencias de esta patología afectan a su capacidad laboral. Alejandro García, responsable del centro médico-jurídico Tribunal Médico -especializado en trámites de pensiones de la Seguridad Social (INSS)- afirma que “si una persona sufre lesiones, limitaciones orgánicas o funcionales y la repercusión de éstas le afecta en el trabajo hasta el punto de no poder realizarlo con un mínimo de profesionalidad, dignidad, continuidad y eficacia, debe ser protegido con una prestación por incapacidad. Por ello, no deben tirar la toalla sino luchar por sus derechos”. En este sentido, la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica son algunas de las causas que están entre las más comunes de una incapacidad permanente.

Este centro ha llevado ante la ley la defensa de pacientes afectados por estas patologías a los que la Seguridad Social no les reconocía su derecho a una pensión de incapacidad, demandantes de casos graves de fibromialgia y fatiga crónica a los que finalmente en los tribunales les fue reconocida esa incapacidad permanente. Uno de ellos es una reciente sentencia favorable a una mujer de 65 años, de profesión enfermera, que obtuvo una IPA (incapacidad permanente absoluta) por sufrir esta patología que -según dictó el juez- a la reclamante le impedía 'levar a cabo cualquier tipo de trabajo con la necesaria regularidad y eficacia exigible en un mercado laboral competitivo'. En términos económicos, la ley le concedió el 100% de su base reguladora, que en este caso ascendía a 2.667,50€. En dicho proceso se tuvieron en cuenta aspectos agravantes demostrados por los juristas de Tribunal Médico, como dolores musculares, trastornos del lenguaje, pérdida de memoria y falta de concentración y orientación, entre otros. 

Del millón de españoles que podrían estar padeciendo fibromialgia y síndrome de fatiga crónica -entre un 2 y un 3% de la población de nuestro país-, sorprende el dato de que un 90% son mujeres. A pesar de que esta dolencia fue incluida en la Clasificación Internacional de Enfermedades por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1992, durante mucho tiempo se ha considerado como algo “simulado” y no como una enfermedad real. No obstante, la Sociedad Español de Neurología calcula que 3 de cada 4 pacientes están sin diagnosticar -lo que que podría llegar hasta un 5% de la población-, y que un 20% de ellos se ven incapacitados para trabajar con eficacia y dignidad.

TRIBUNAL MÉDICO

Hablan de nosotros...

Acceso clientes